El VINO DE JEREZ: Una pasión que se materializa en Bodegas Álvaro Domecq

La historia de Bodegas Álvaro Domecq se remonta a 1850, año en el que se funda Bodegas Pilar Aranda, que durante siglos se consolidó como uno de los productores de mayor calidad del Marco de Jerez. Pilar Aranda fue la primera mujer bodeguera del Marco de Jerez. Hoy en día constituye un referente en el mundo del Jerez. Con el máximo respeto a esa tradición y al importante lugar que ocupaba la bodega, en 1998, Álvaro Domecq Romero se hace cargo de la mítica bodega jerezana.

Bodegas Álvaro Domecq S. L. es uno de los ejemplos de la nueva etapa que vive Jerez con vinos excelentes, que se apoyan en la tradición y que priman la calidad y la singularidad. Un auténtico renacer de una zona que cada día cuenta con más admiradores en todo el mundo.

D. Álvaro Domecq: Una vida dedicada al mundo del caballo

D. Álvaro Domecq Romero, ha consagrado su vida al mundo del caballo, siguiendo así la tradición familiar que aprendió de su padre D. Álvaro Domecq Díez. Destacó desde muy joven. En 1975 fundó la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre de Jerez y siempre ha estado acompañado de sus caballos junto a los cuales ha desarrollado una exitosa y prolífica carrera.

Una línea de vinos que homenajea a los caballos más queridos por la familia

Una colección de retratos familiares

Si hay dos elementos que caracterizan a Jerez, son sus vinos y sus caballos y Bodegas Álvaro Domecq ha querido homenajear a estos dos mundos en una colección de vinos que presenta la cara más amable y cercana de este tipo de vinos sin perder un ápice de solvencia y carácter.

A nivel personal, la colección supone una enorme satisfacción para el fundador de la bodega, D. Álvaro Domecq, que ve reflejadas en esta familia de vinos las dos pasiones a las que ha dedicado su vida.

D. Álvaro  siempre ha considerado a sus caballos compañeros y cómplices de sus éxitos y los recuerda con enorme cariño. Éste es el punto de partida de esta familia de vinos que es casi una colección de retratos familiares con los que quiere recordar y homenajear a los caballos más especiales de su carrera. Aquellos a los que debe tanto y a los que ha querido retratar en esta colección que conjuga sus dos pasiones. Esta colección de vinos, compuesta por Fino La Janda, Manzanilla La Jaca, Oloroso Alburejo, Cream Aranda, PX Viña 98 y Vinagre de Familia, salió al mercado con esta nueva imagen para reforzar el nuevo rumbo de una bodega que no olvida que nació para hacer grandes los vinos de Jerez.

 

Texto elaborado por BODEGAS ÁLVARO DOMECQ, S.L.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies