Si hay un monumento en Cádiz del que no se habla casi nada, esas son las Murallas de San Carlos (a quién los del propio barrio comienzan a llamarlas las murallas de los desamparados) ¿Hay algún barrio de Cádiz donde el Ayuntamiento y las demás administraciones hayan invertido menos dinero?
Hace unos dos o tres años, unos empresarios remitieron un escrito a la Alcaldesa, al Concejal de Patrimonio y al de Urbanismo dándoles algunas ideas, que con una mínima inversión podían mejorar el estado actual de abandono en el que se encuentra este magnífico monumento, y consistían en algo tan básico como reponer los cañones que se retiraron del paseo superior; colocar bancos en todo el paseo para que no sea un pasillo en el que los que pasean sólo pueden sentarse sobre los escalones de piedras ostioneras o sobre el quitamiedos del mismo material.
También les solicitaban más iluminación, tanto en la propia Calle Honduras, como en el paseo, resaltando las murallas como un monumento que seguro que sería la envidia de más de alguna ciudad si las poseyeran.
Por último, ante el problema de que el Ayuntamiento «dice» que no puede desalojar a los vecinos que tienen allí garajes ilegales y almacenes de material de construcción, la Administrción podría hacer dos cosas: por un lado propóngales a los vecinos que son los titulares en precario de dichas bóvedas que ejerzan allí una actividad, que adecuen los locales y que los exploten con un negocio determinado. Por otro lado, obligue a los que las disfrutan de que hagan las obras de ornato que se les está pidiendo a todos los vecinos de la ciudad. Obligue a cambiar las puertas dañadas y que coloquen unas que haga desaparecer el estado de abandono absoluto que tienen los locales.
Mande también al servicio de jardines del Ayuntamiento a que se pase cada seis meses a quitar las tomateras que cuelgan de las murallas, y ponga papeleras si quiere que los que pasean esta zona no tiren los deshechos al mar o al suelo.
En el escrito al que nos referimos al principio, se le proponía al Ayuntamiento crear las bóvedas de este paseo una serie de negocios que tuvieran que ver con la artesanía, con los regalos y con el «arte para llevar». No hay que olvidar que es un buen paseo por el que muchos cruceristas vuelven hacia el muelle, y al Ayuntamiento se le propuso crear «El Boulevard de los Artistas», de manera que el crucerista pudiera cargarse de regalos y compras con la tranquilidad de que el barco le queda a menos de trescientos metros de esas tiendas que darían una oportunidad a un barrio y a muchos vecinos de crear puestos de trabajo.
Lo peor de todo este asunto es que en los planes tanto del Consorcio del Bicentenario como del Ayuntamiento de Cádiz jamás se habla de este barrio emblemático, que aún siendo de los más elegantes de la ciudad, y de ser uno de los mejores monumentos, parece que no quieren ver el absoluto ridículo que hacemos todos los gaditanos simplemente cuando nuestros propios vecinos de la provincia (unos veinte mil coches diarios) pasan por «Las Murallitas de los Desamparados» y ven el estado de abandono en que se encuentra. Un barrio, que en definitiva ni siquiera es nombrado en las coplillas del Carnaval.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies